Snapchat
?>

El día de San Valentín te orilla a hacer cosas muy estúpidas

- por @esablumen - 9 febrero, 2018

Porque no nada más es hacerle un detallito a tu novia, el 14 de Febrero implica mucho más.

El día de San Valentín te orilla a hacer cosas muy estúpidas

San Valentín apesta y no no es el mismo discurso de siempre:

“Es un día inventado por el capitalismo porque había mucho tiempo muerto entre navidad y el día de las madres sin gastadera”

O sea sí, pero más allá del discurso chairísimo que la banda se inventa es un día que nos orilla (sí, nos orilla, alguna vez hemos estado en una encrucijada de San Valentín y hacemos algo idiota).

Por ejemplo:

  • Los hombres gastan alrededor de $1,500 al día, al contrario de ellas que gastan alrededor de $600.
  • A los hombres les vale esta fecha, pero como a más del 80% de las mujeres les gusta celebrarla los machos lomo plateado se suben al tren.
  • Después de las mujeres, las mascotas son el siguiente grupo poblacional que recibe más regalos (sí, a los hombres no les regalan nada).
  • Después del día de la secretaria, este es el segundo día al año donde los hoteles se llenan más.
  • Las rosas cuestan 50% más de valor habitual (¿Por? si de todas formas se van a morir)
  • Las ventas de condones aumentan 30% en este día.
  • El 35% de las mujeres de oficina se mandan flores a ellas mismas (Qué triste).
  • En Marzo es el mes donde más pruebas de embarazo se venden (¿no que febrero aumenta la venta de condones?)

Estudios sociológicos y psicológicos de la Universidad de Cornell demuestran que la gente tiende a padecer un 45% más depresión en esta época, a pesar de que digan que “no les importa”.

No quiero arruinar tu día del Amor y la Amistad, solamente no hay que tomarnos esta fecha tan en serio. Si estás acompañado y puedes celebrarlo con alguien, adelante ve y gástate tu dinero en la celebración, pero si no hay nadie no pasa nada, ni te deprimas, ni chilles, ni te la pases mal; a nadie le gusta salir con un chilletas en San Valentín o cualquier día del año.

Pero también le tienes que ver el lado a las cosas, no gastarás dinero, no estarás esperando en filas largas para entrar a algún lugar, no peleas con nadie porque eres un amargado; y mucho menos terminarás haciendo el ridículo como ellos.

¡UGH! Como siempre lo he dicho, más vale solo que mal acompañado.

14.FEB.2017