Snapchat

Esta es la triste historia de un gato maltratado

Cucharada de Miel - por @esablumen - 23 noviembre, 2016

La estupidez humana no tiene límite, pero las ganas de vivir de este gatito tampoco.

Esta es la triste historia de un gato maltratado

En Junio pasado salió la noticia de que un pedazo de basura humana le aventó ácido a un gatito vivo directamente en la cara y por lo cual perdió el ojo.


El gato vivió en el desierto en búsqueda de comida, cobijo y algo de amor. Después de pasar días en agonía una señora lo encontró y de inmediato lo llevó al veterinario.

El veterinario, con una capacidad cerebral limitada, le dio algunos antibióticos y sugirió eutanasia, porque pues el gatito ya estaba medio viejo y para qué gastaban tanto en medicinas.


La señora que lo rescató, optó por una segunda opinión; contactó el santuario Milo, el cual se especializa en darle una segunda oportunidad a los gatos con discapacidades físicas, son de la tercera edad, fueron abusados, o con alguna enfermedad terminal.


El gato corrió con la suficiente suerte y pudo tener una segunda oportunidad, estuvo varios meses en rehabilitación, en antibióticos, analgésicos, vendajes y cirugía de piel. Después de salvarlo, lo rebautizaron como “Sir Thomas Truheart” (Tomás CorazónSincero).


Tommy ha pasado por mucho, suficiente para comprobar que es un gato valiente, ya que ha vuelto a ronronear y besar a la gente que lo salvó y le dio amor. Y aunque su personalidad amigable casi le costó la vida, no se ha dejado vencer y sigue tan confiado como antes.

Esa fue la declaración de la encargada del santuario. Todos están muy felices de que Thomas, ha tenido una segunda oportunidad y la está aprovechando como nunca.


Aquí se le ve a Sir Thomas, muy contento, disfrutando de su nueva vida.

Aunque no se ve muy amigable, es el gatito más confiado en los humanos.

Thomas sigue en el refugio, ya vive ahí de planta rodeado de otros gatitos con destinos un poco desafortunados, pero todavía lo puedes patrocinar aquí y darle una buena vida con la que jamás soñó.

23.NOV.2016